background-position

Archivo ECODES

Este es un contenido de archivo, y posiblemente este desactualizado.
Para acceder a los contenidos actuales de la web de ECODES pincha aquí.

Jueves 03 de Diciembre de 2015

En vísperas de dar comienzo la campaña electoral de las generales de 2015, y mientras se celebra en París la Cumbre del Clima de la que se espera un acuerdo capaz de abordar el reto global que supone el cambio climático, desde ECODES hemos realizado una reflexión para que España asuma sus responsabilidades en esta materia.

En la medida en que el debate público sobre la reforma de la Constitución ya está iniciado, y que es un proceso complejo y difícil de repetir en una misma generación, ECODES considera necesario que se realice un debate sosegado, abierto y transparente, y propone que se incluyan algunos elementos que preocupan hoy a muchos españoles.

En el contexto en que vivimos, se está abriendo paso un nuevo paradigma que cuenta con tres nuevos sujetos: Una sociedad global con problemas globales, entre los que se encuentra el desafío del cambio climático; la concepción de la naturaleza como soporte de la vida y del desarrollo; y la idea de que no somos propietarios del planeta, sino inquilinos que disfrutamos de él teniendo presentes a las generaciones futuras que deben ocuparlo y disfrutarlo igualmente, lo que supone un deber para los actuales habitantes.

Desde este paradigma, ECODES cree que es el momento oportuno para una reflexión acerca del modo en que la Constitución Española podría atender alguna de las preocupaciones que afectan al futuro de nuestra sociedad, entre las que tienen lugar prioritario la sostenibilidad global, con especial énfasis en el cambio climático y en las consecuencias de la desigualdad, fenómenos estrechamente relacionados.

En el actual modelo de convivencia, regido por derechos, deberes, libertades y principios constitucionales, si queremos que la Constitución continúe expresando nuestras aspiraciones de futuro, cualquier debate sobre una posible reforma está obligado a plantearse, al menos, los siguientes elementos de reflexión: cuáles son los derechos reconocidos por la Constitución, quiénes son los titulares de esos derechos y libertades, el lugar del ejercicio de los derechos que se reconocen, el contenido mínimo de los mismos, los deberes correlativos a cada uno de ellos, así como las garantías jurídicas y políticas para su defensa.

En lo referente a medio ambiente, el artículo 45 de la Constitución, al limitarse a reconocer “el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona”, resulta hoy insuficiente para los retos que el planeta tiene planteados. Las estrategias conservadoras del medio ambiente o reactivas son hoy casi unánimamente consideradas insuficientes para afrontar desafíos como el del cambio climático. Los desafíos ambientales son de tal magnitud que no admiten soluciones sencillas ni inmediatas, sino que exigen respuestas múltiples y sostenidas en el tiempo, ya que no se trata de evitar o reparar unos u otros “daños medioambientales”, sino de prever cómo deseamos que sea el ecosistema en que vivan las futuras generaciones.

Para ECODES, en la medida en que la Constitución quiera volver a ser un proyecto de futuro para los españoles, es imprescindible que refleje ese pacto intergeneracional y sitúe el medio ambiente en el lugar prioritario que reclaman muchos ciudadanos de hoy, y merecen todos los de mañana.

Las propuestas medioambientales de ECODES para una reforma constitucional se pueden sintetizar en tres puntos:

a) El título sobre derechos y deberes constitucionales debe aunar el progreso social, el económico y el ambiental, asumiendo así el principio de sostenibilidad.

b) El derecho a un medio ambiente sano y equilibrado debe contemplarse como uno de los derechos fundamentales, con el mismo nivel que corresponde a los derechos y libertades reconocidos en la sección primera del capítulo segundo del título “De los derechos y deberes fundamentales”.
Este reconocimiento supondría que el derecho fundamental al medio ambiente tenga un contenido esencial que ninguna ley pudiera ignorar, así como las máximas garantías constitucionales, facilitándose el acceso al recurso de amparo, lo que favorecería que el Tribunal Constitucional pudiera establecer una doctrina suficiente sobre este contenido esencial.

c) Un medio ambiente sano y equilibrado exige un régimen claro y exigible de deberes de los ciudadanos. Por ello ECODES propone que en la Constitución se asuman como objetivos colectivos la transición hacia un modelo energético eficiente y renovable y la lucha contra el cambio climático, para la consecución de un medio ambiente ecológicamente equilibrado, y para ello se prevea el correspondiente régimen de deberes de los ciudadanos.

El artículo 135 de la Constitución, tras la reforma de 2011, impone a todas las Administraciones Públicas la adecuación de sus actuaciones al principio de estabilidad presupuestaria, estableciendo límites al volumen de deuda pública. Sin embargo el propio artículo establece que los límites que se derivan de tan rigurosas exigencias pueden “superarse” en determinadas circunstancias, siempre que tales circunstancias “perjudiquen considerablemente (….) la sostenibilidad económica y social del Estado”. Es una norma de 2011 y sigue faltando la referencia a lo ambiental. ¿No debería contemplarse, entre las causas de superación de los límites, la conjunción de “la sostenibilidad económica, social y ambiental”, por la que, en todo caso, debería apostar la reforma de la Constitución? Este podría ser un buen ejemplo de cómo la Constitución podría asumir la responsabilidad que España tiene en el desafío global que supone la sostenibilidad.

Propuestas detalladas en: http://bit.ly/propuestas-reforma-constitucional

Para más información contacte con:

Cristina Monge: 615.652.558 cristina.monge@ecodes.org

Víctor Viñuales: 636.99.30.56 victor.vinuales@ecodes.org

Es tiempo de actuar

Es el momento de dejar de pensar que puede hacer el planeta por ti y pensar qué puedes hacer tú por el planeta.

Actúa YA como persona, como empresa, entidad o administración:

Aviso legal | Privacidad | Cookies