background-position

Archivo ECODES

Este es un contenido de archivo, y posiblemente este desactualizado.
Para acceder a los contenidos actuales de la web de ECODES pincha aquí.

Jueves 09 de Septiembre de 2004

Max Weber nos legó brillantes análisis sobre el conflicto entre carisma y burocracia. El último Knowledge@Wharton nos llega con un irónico artículo que en cierta medida remite a aquella dicotomía tan del siglo XX. El artículo, Corporate Governance by the Numbers: It Doesn't Work, se refiere básicamente a la disparidad de resultados en los numerosos rankings sobre gobierno corporativo que podemos encontrar hoy en día, y las incoherencias e incluso situaciones ridículas a que puede conducir la excesiva burocratización del análisis sobre el buen gobierno de las compañías cotizadas.

Nada nuevo, las críticas al check-box, box-ticking, o como deseen llamarlo, han sido una voz de alerta constante en los últimos meses respecto al rating sobre gobierno corporativo, y también sobre RSC. Se suele hablar, adicionalmente, de la fatiga del cuestionario.

Pero el ejemplo con el que el artículo ilustra estos problemas plantea un bonito dilema. ¿Tomamos partido por CalPERS, el fondo de pensiones de California que más ha colaborado en extender el activismo sobre buen gobierno y RSC de entre todos los grandes inversores del mundo? ¿O dirigimos nuestra simpatía en esta “polémica” hacia Warren Buffet, brillante inversor y también azote, él mismo, de consejeros y ejecutivos dilapiladores e irresponsables?

Volviendo a Max Weber, tal vez la eficaz burocracia de CalPERS se muestra en este caso menos coherente (y menos atractiva) que el carisma del “Oráculo de Omaha”, carisma que, afortunadamente, aún no se ha hecho rutinario.

Aquí van los dos primeros párrafos del artículo de la Wharton School:

Warren Buffett is an undesirable board member. He's too old, serves on too many boards and has insider ties to too many of the companies on whose boards he sits.

Sounds ridiculous, doesn't it? After all, Buffett has a reputation for being one of the most astute and ethical investors of the last 30 years. Plus, the billionaire stock-picker is a bit of a good-governance guru himself, pushing, among other things, for companies to expense employee stock options to show their true cost.

Escrito por Jesús Llaría

Es tiempo de actuar

Es el momento de dejar de pensar que puede hacer el planeta por ti y pensar qué puedes hacer tú por el planeta.

Actúa YA como persona, como empresa, entidad o administración:

Aviso legal | Privacidad | Cookies