background-position

Archivo ECODES

Este es un contenido de archivo, y posiblemente este desactualizado.
Para acceder a los contenidos actuales de la web de ECODES pincha aquí.

Lunes 14 de Noviembre de 2005

Fuente: La Vanguardia

China casi dobló su consumo de energía per cápita entre 1980 y 1996 y la ecuación entre población y recursos es su talón de Aquiles. Entre 1990 y el 2001, el consumo de petróleo aumentó un 100%, y la demanda de gas natural un 140%. En 20 años el consumo general de recursos se ha multiplicado por 3,6.

"Con tanta gente y tan pocos recursos naturales, China demostrará, de una forma u otra, que el modelo de desarrollo basado en el despilfarro intensivo de recursos no funcionará en el siglo XXI", manifiesta Chistopher Flavin, presidente del World Watch Institute de Washington.

La presencia del presidente chino Hu Jintao en la conferencia de Pekín subraya la importancia que las nuevas autoridades chinas conceden a la sostenibilidad. China también prevé ampliar hasta 300 millones de metros cúbicos la superficie de paneles solares en el año 2020, lo que le permitirá prescindir anualmente del consumo de alrededor de 40 millones de toneladas de carbón.

También está decidida la construcción de 31 centrales nucleares en los próximos quince años.

El actual plan prevé alcanzar 20 gigawatios de electricidad de origen eólico en el 2020, pero un estudio chino coopatrocinado por Greenpeace estima que ese objetivo puede doblarse, lo que convertiría China en el primer mercado mundial de energía eólica, del que España es uno de los líderes mundiales.

Tres empresas españolas ya tienen una destacada presencia en el mercado chino, con proyectos de parques eólicos, aprovechamiento energético de la biomasa y desalinización de agua: Gamesa fue líder en venta de aerogeneradores en China el año pasado, repetirá probablemente el título este año y se prepara para abrir fábrica; Acciona ha creado una sociedad mixta con la estatal aeroespacial china Casc para fabricar aerogeneradores en la provincia de Zhejiang, e Isofón quiere abrir una fábrica de células fotovoltáicas y mantiene una compañía mixta con el principal fabricante chino de placas solares para agua caliente.

En marzo del año pasado China aprobó su ley de energías renovables, que debe entrar en vigor en enero. Este país es el principal emisor mundial de dióxido de azufre y en su territorio se encuentran siete de las diez ciudades más contaminadas del mundo, según el Banco Mundial, a causa de su consumo de carbón, un problema de difícil solución, porque el 75% de la electricidad producida en China se consigue quemando este material.

Es tiempo de actuar

Es el momento de dejar de pensar que puede hacer el planeta por ti y pensar qué puedes hacer tú por el planeta.

Actúa YA como persona, como empresa, entidad o administración:

Aviso legal | Privacidad | Cookies