background-position

Archivo ECODES

Este es un contenido de archivo, y posiblemente este desactualizado.
Para acceder a los contenidos actuales de la web de ECODES pincha aquí.

Miércoles 28 de Septiembre de 2005

Fuente: Ambientum

Mientras se termina de dar vida a los proyectos presentados a finales de año de manera virtual; la ciudad de Zaragoza, tanto desde su gobierno autonómico, como desde el Gobierno central, y sobre todo desde el compromiso ciudadano, se aúnan esfuerzos para completar un proyecto tan ambicioso como ecológico, que convertirá a la ciudad en punto de encuentro de la comunidad internacional.

Para la ocasión, todo se pone al servicio de la Expo. El AVE ya hace un par de años que llega a Zaragoza, poniendo la ciudad en contacto con las principales capitales de España. Por su parte, el ayuntamiento aportará el solar del recinto Expo: la Villa y la Ciudad al servicio de la Expo, completándose la oferta con una reforma del transporte urbano, y la creación de un Palacio de Congresos.

Discordancias

Pero no todo el mundo parece estar de acuerdo con la exposición. Ecologistas en Acción ha presentado un informe en el cual se exponen las causas por las cuales la exposición no garantiza el bienestar ecológico. Para situarnos, el enclave de Ranillas, es un enclave natural y agrícola que aparece como el último superviviente de los ecosistemas ribereños del periurbano zaragozano. Ecologistas en acción exponen que los Sotos de Ranillas, así como meandros, mejanas, riberas y huertas, aparecen como espacios naturales privilegiados para el mantenimiento de la biodiversidad o de las defensas de las orillas, y como espacios productivos o de esparcimiento de los ciudadanos. Esta ONG expone que a día de hoy esta zona tendría un gran valor urbanístico, y la exposición no hace sino revalorizar el precio del suelo, acabando así, progresivamente con los valores ecológicos, agrícolas y recreativos de este lugar.

El proyecto, tal cual lo conoce la opinión pública, no sólo contribuirá a dar a conocer la ciudad, sino que será una plataforma para que arquitectos, ambientólogos, biólogos e ingenieros pongan en común esfuerzos, ideas y proyectos creativos y “verdes”, (o azules, por estar hablando de agua y ser éste el color que mejor la pinta). El programa cultural presentado para la Exposición de 2008 estará formado por un Tribunal del Agua, semanas temáticas, foros, conciertos y exposiciones, todo ello en un entorno y parajes únicos y bellísimos, integrándose los contenidos con unas instalaciones que harán las delicias de los visitantes, que percibirán la exposición como un todo envolvente.

Situación

La Expo Zaragoza 2008 se ubica a la orilla del río Ebro y dentro de una actuación urbanística integrada en un meandro fluvial de 140 hectáreas de superficie que comprende espacios naturales protegidos de ribera y equipamientos culturales, deportivos y de ocio. “Todo en torno al río” así es como se quiere definir la organización de la Expo 2008. El agua es el eje conductor de la temática e inspirador de los pabellones, pero sin duda es el Ebro la espina dorsal de toda la infraestructura; los planes medioambientales proyectados a partir de la exposición, toman forma como realidades en la recuperación de riberas de ríos de la provincia y la mejora paisajística y equipamiento del entorno, mediante la adecuación del conjunto medioambiental de La Alfranca.

La ciudad que crece

Zaragoza crecerá en los próximos años y pasará a ser centro de todas las miradas en 2008, “el contacto escalonado realza su presencia visual de la lámina de agua desde cualquier punto del recinto y dota al río y a la vegetación de ribera de un fuerte protagonismo”, declaran fuentes oficiales.

Bienestar climático

Desde la organización de la Expo 2008 se asegura el bienestar climático por los sistemas de azoteas ecológicas, que crearán amplios espacios de sombra, jardines y cascadas de agua que reducirán la temperatura al menos en 5º C.
Tres de los puntos fuertes de la exposición son la Torre de Agua, el puente sobre el Ebro y dos anfiteatros sobre el río. La Torre de agua permitirá la canalización mediante circuito cerrado por todo el recinto que será utilizada para crear láminas de agua, mejorar la humedad del entorno y poder efectuar juegos acuáticos en el espacio de las instalaciones comunes. El puente sobre el río Ebro unirá ambas orillas y será soporte de un pabellón temático. Se construirá un centro de congresos en el que durante el tiempo que esté abierta la muestra se celebrarán los encuentros, jornadas y debates sobre el tema, y acogerá los centros de prensa y negocios. Los anfiteatros sobre el río serán escenario de manifestaciones culturales y festivas de toda índole. Una gran plaza fluvial ofrecerá a los visitantes servicios de bares y restaurantes, terrazas que serán la delicia de los visitantes, especialmente de la expo-noche. Además todo el recinto está rodeado de un gran parque, equipado con un canal de aguas bravas, canales de remo, playa fluvial, observatorio de fauna fluvial, lagunas naturales, acuario fluvial, zona termal, jardín botánico y otros atractivos.

La Expo Zaragoza 2008 en números

La duración de la exposición estará comprendida entre en sábado 14 de junio y el sábado 14 de septiembre de 2008, abarcando tres meses. Los horarios serán todos los días de 9 a 21, doce horas interrumpidas, comenzando en ese momento la Expo noche, que se prolongará hasta las 3 de la mañana. Se ha calculado que la Expo Zaragoza 2008 tendrá más de 7.500.000 visitas. El precio medio de una entrada será de 18 euros.
Así pues, de lo que pase a partir de ahora, sólo podrá verse en 2008, cuando la exposición abra sus puertas. Hasta ese momento, sólo podemos atender al trascurso de las obras y proyectos y a las reacciones desde todos los organismos, tanto oficiales, como no gubernamentales.

Es tiempo de actuar

Es el momento de dejar de pensar que puede hacer el planeta por ti y pensar qué puedes hacer tú por el planeta.

Actúa YA como persona, como empresa, entidad o administración:

Aviso legal | Privacidad | Cookies