background-position

Archivo ECODES

Este es un contenido de archivo, y posiblemente este desactualizado.
Para acceder a los contenidos actuales de la web de ECODES pincha aquí.

Jueves 15 de Diciembre de 2005

Fuente: Heraldo de Aragón

Fernando García Mozos, responsable de Proyectos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), puso como ejemplo que un edificio de oficinas de unos 50.000 m2 deberá contar con una potencia instalada de energía solar fotovoltaica de unos 100 kilovatios y que la inversión necesaria para ello ronda los 600.000 euros. "No es algo caro teniendo en cuenta que este edificio costaría varios millones de euros y que se trata de una inversión recuperable en un plazo razonable", señaló.

García Mozos detalló que el nuevo Código Técnico de la Edificación obligará a todos los edificios, ya sean de nueva construcción o que se rehabiliten. No obstante, habrá salvedades como los monumentos históricos, las iglesias y otros. Además, las medidas se aplicarán de forma diferente según las distintas zonas climáticas de España.
Agua caliente ecológica

Las viviendas no estarán obligadas a incorporar centrales de producción, pero sí placas de energía solar térmica que sean capaces de calentar hasta el 70 % del agua caliente que se necesite en zonas como Zaragoza. Esta exigencia supera la que incluye el borrador de ordenanza municipal al respecto, por lo que deberá ser revisado.

Los edificios, también los de viviendas, deberán obtener un certificado de calificación energética al estilo del que ahora tienen los electrodomésticos. Por ejemplo, uno con categoría A será el más eficiente y uno con categoría G, el menos. No obstante, todos deberán cumplir con los mínimos establecidos por la legislación y los que superen estos estándares podrán ofrecerlo como una calidad añadida para posibles compradores o arrendadores.

La certificación energética tendrá en cuenta la calidad de los aislamientos en invierno, la ventilación y las medidas de protección del sol en verano (y el consiguiente ahorro en aire acondicionado), el uso de energías renovables o, la eficiencia de la iluminación en las zonas comunes. Todos estos parámetros tienen unos mínimos que deberán ser cumplidos.

García Mozos explicó que particulares, proyectistas y ayuntamientos disponen ya de herramientas informáticas desarrolladas por el Estado que les permiten tener en cuenta todos estos parámetros en el momento en el que se idean los edificios.

Por otro lado, el consultor ambiental de la Red Gea 21, Antonio Estevan, aseguró que el 40 % de los gases que producen el cambio climático se generan en las ciudades. Estevan abogó por incrementar el uso del transporte público y especialmente los desplazamientos a pie. También señaló la necesidad de frenar la espiral urbanística y consideró absolutamente insostenible el crecimiento constante de las ciudades españolas.

Es tiempo de actuar

Es el momento de dejar de pensar que puede hacer el planeta por ti y pensar qué puedes hacer tú por el planeta.

Actúa YA como persona, como empresa, entidad o administración:

Aviso legal | Privacidad | Cookies