background-position

Archivo ECODES

Este es un contenido de archivo, y posiblemente este desactualizado.
Para acceder a los contenidos actuales de la web de ECODES pincha aquí.

Lunes 14 de Noviembre de 2005

Fuente: Cinco Días

La empresa acaba de presentar un nuevo sistema de iluminación denominado Cosmópolis, que ha desarrollado en el OLAC (Outdoor Lighting Application Centre), uno de los centros de investigación de la compañía que se encuentra a las afueras de Lyón, en Francia.

Inaugurado en 1996, el OLAC es un laboratorio de demostración de las capacidades de iluminación y ahorro de los sistemas de alumbrado especialmente diseñado para mostrar a autoridades municipales, arquitectos y otros responsables la importancia de combinar una buena iluminación con el ahorro de costes. El centro de reproduce tres escenarios: una carretera, una calle residencial y una plaza con edificios representativos de una ciudad. En las distintas áreas se miden la capacidad de iluminación de las lámparas tradicionales y de las nuevas diseñadas por la empresa y los costes que cada uno de los sistemas conlleva. Philips acaba de iniciar una campaña de concienciación con la que pretende que empresas y ayuntamientos conozcan el potencial de ahorro económico y medioambiental que proporcionan los nuevos sistemas de alumbrado. Sin embargo, según Philips, entre la mitad y las dos terceras partes del alumbrado europeo continúa empleando sistemas obsoletos y poco eficientes.

Cerca de un tercio del alumbrado público de la UE utiliza lámparas de vapor de mercurio. Son alrededor de 35 millones de aparatos que consumen el doble de electricidad de lo normal y producen altas emisiones de CO2. Según Philips, la sustitución de estos equipos ahorraría a los ayuntamientos hasta 700 millones de euros anuales en costes operativos y reduciría las emisiones de CO2. Las nuevas lámparas ahorran costes y proporcionan más luz que las tradicionales, con lo que es posible aumentar la distancia entre ellas.

Una urbanización madrileña (Somosaguas) ya ha apostado por el nuevo sistema que, además de proporcionar mayor sensación de seguridad gracias a la luz blanca, ha permitido una reducción del gasto energético y de la emisión de CO2 en más de un 47%.

El uso de distintas luces se extiende en el comercio

España, y más concretamente Madrid, también dispone de uno de los centros de investigación de Philips. El laboratorio madrileño tiene como objetivo demostrar la importancia de la luz y de cómo puede cambiar la percepción de los objetos dependiendo de la luz que se utilice. Uno de los análisis que realiza Philips en su centro madrileño, que cuenta con distintos escenarios y con 245 metros cuadrados, es la aplicación de la luz en el comercio. Algunos de ellos utilizan diferentes tipos de iluminación dependiendo del producto.

Para los alimentos que se sirven calientes se usa una luz más cálida, que resalte los tonos rojos y amarillos. Para los productos relacionados con la limpieza, que suelen contenerse en envases blancos y azules, se usa luz con mucha temperatura de color, que dé sensación de claridad. Las tiendas de ropa tienden a utilizar una iluminación lo más parecida posible a la luz del día.

El centro recibe anualmente la visita de centenares de profesionales de la iluminación, arquitectos o empresarios.

Es tiempo de actuar

Es el momento de dejar de pensar que puede hacer el planeta por ti y pensar qué puedes hacer tú por el planeta.

Actúa YA como persona, como empresa, entidad o administración:

Aviso legal | Privacidad | Cookies