background-position

Archivo ECODES

Este es un contenido de archivo, y posiblemente este desactualizado.
Para acceder a los contenidos actuales de la web de ECODES pincha aquí.

Miércoles 16 de Septiembre de 2009
Dentro de poco más de un mes, todos los habitantes de San Francisco estarán obligados a compostar sus residuos orgánicos. El material compostado procedente de San Franciso representa hoy un 15% más que hace unos meses, con 480 toneladas diarias.

Fuente: ladyverd.com

Los residuos alimentarios, los restos de podas, el papel usado… los desechos orgánicos pueden recogerse y transformarse en tierra rica en nutrientes, buena para la producción de alimentos ecológicos y vino. El Ayuntamiento de San Francisco, consciente del desperdicio que supone que todos estos residuos acaben en los vertederos, ha implantado una nueva normativa según la cual, a partir del 21 de octubre, cada hogar y oficina de la ciudad deberá contar con un contenedor verde en el que desechar sus residuos orgánicos.

Los contenedores y cubos para la basura orgánica se reparten de forma gratuita previo pedido llamando a un número de teléfono. Asimismo, la Oficina de Medioambiente de la Ciudad de San Francisco pone a disposición del ciudadano un servicio de formación mediante el que asesoran en la colocación del nuevo contenedor en el ya escaso espacio disponible en la ciudad y sobre el compostaje y la forma correcta de llevarlo a cabo.

Esta iniciativa ayudará a reducir la factura de la basura de los habitantes de la ciudad que, de no cumplir con la nueva normativa, recibirán una serie de avisos que culminarán en multas de hasta 1.000 dólares.

La iniciativa, la primera de este estilo en todo EEUU, forma parte de un plan cuyo objetivo es acabar en 2020 con los residuos que van a parar a los vertederos de San Francisco. Los residuos orgánicos de la ciudad son recogidos por la empresa Recology, que los lleva a la localidad vecina de Vacaville, donde se procesan durante 90 días. Después, el compost se vende a las granjas, bodegas y campos de golf de la región.

Es esta una forma de mantener una economía doméstica donde todo se aprovecha: Kathleen Inman, propietaria de las bodegas Olivet Grange, afirma que últimamente no lograba comprar todo el compost que necesitaba, porque las empresas compostadoras no eran capaces de producir al ritmo que ella lo necesitaba. Los mayores productores de residuos compostables en San Francisco son los restaurantes, que a su vez son grandes consumidores de vino de la región.

Más información (en inglés)

¿Qué productos pueden compostarse? (en inglés)

Es tiempo de actuar

Es el momento de dejar de pensar que puede hacer el planeta por ti y pensar qué puedes hacer tú por el planeta.

Actúa YA como persona, como empresa, entidad o administración:

Aviso legal | Privacidad | Cookies