background-position

Archivo ECODES

Este es un contenido de archivo, y posiblemente este desactualizado.
Para acceder a los contenidos actuales de la web de ECODES pincha aquí.

Viernes 13 de Mayo de 2005

Los Estados que forman parte del Convenio Internacional de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes han propuesto la eliminación progresiva de cuatro nuevos productos químicos. Los expertos, reunidos en Uruguay, han evaluado la entrada en vigor del documento, en mayo del año pasado.

Para Klaus Toepfer, director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), «la Conferencia sobre el Convenio de Estocolmo ha servido para enseñar cómo pueden trabajar los países para encontrar soluciones mundiales a problemas mundiales». En opinión del experto, los gobiernos deben hacer su contribución para reducir de forma rápida los riesgos que los productos químicos tóxicos de vida larga y plaguicidas puedan presentar al medio ambiente y a la salud.

Durante la Conferencia, se ha establecido un Comité de Revisión que tendrá la función de evaluar los productos químicos adicionales que podrían ser añadidos a la lista inicial de los 12 Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP). El Comité tiene previsto iniciar su labor con cuatro de estos contaminantes: el pirorretardante éter de pentabromodifenilo, los hexaclorociclohexanos (que incluye el plaguicida lindano), el plaguicida clodecona y el pirorretardante hexabromobifenil.

Uno de los productos químicos incluidos desde el principio por el Convenio es el DDT. Los expertos han reconocido que unos 25 países necesitarán continuar con la práctica de pulverizar cantidades controladas de DDT sobre las paredes interiores de las casas para combatir los mosquitos portadores del paludismo. Los expertos tienen previsto revisar las alternativas presentadas ahora en un plazo de tres años.

Principales retos

Entre los principales retos del Convenio está el de reducir al mínimo la carga de dioxinas y furanos, reto que exige aplicar nuevas técnicas y procesos, asegura la ONU. Actualmente, los 12 contaminantes orgánicos persistentes contemplados en el Convenio son nueve plaguicidas (aldrina, clordano, DDT, dieldrina, endrina, heptacloro, hexaclorobenzeno, mirex y toxafeno); dos productos químicos industriales (PCB y hexaclorobenzeno, también utilizado como plaguicida); y subproductos no deliberados, de los cuales los más importantes son las dioxinas y los furanos.

Fuente: Consumaseguridad.com

Es tiempo de actuar

Es el momento de dejar de pensar que puede hacer el planeta por ti y pensar qué puedes hacer tú por el planeta.

Actúa YA como persona, como empresa, entidad o administración:

Aviso legal | Privacidad | Cookies